Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 marzo 2011

Aniversario (para Àngels)

Mi camino,

-espasmo de espermatozoide-

se cruzo con tu divina presencia.

 

Era la semana,

que los hombres hipócritas,

llaman Santa.

 

¿Dieciséis o diecisiete años atrás?

 

Para mí, fue,

y será,

siempre Santa.

 

Aunque me fuese dado

un año de vida,

por cada día que tu me diste,

nunca podría devolverte,

uno solo, de tus días.

 

Ahora se:

 

Que tu útero, tus ovarios,

están enraizados,

como un árbol milenario,

en las profundidades de la tierra.

 

Que mi linaje de hombre,

no es más que una raíz,

en una triste maceta.

 

Que la hondura de tus silencios,

es la fuente de todos los profetas.

 

Que mis palabras,

mis artificios,

y mis búsquedas,

son solo juguetes

de niño extraviado.

 

Que eres el centro,

del que emanan,

y al que vuelven,

todas las cosas.

 

Que no soy más,

que un pequeño planeta,

que quedo atrapado,

en tu inmensa fuerza gravitatoria………

 

He juntado estas palabras,

!voy corriendo a tu encuentro¡

-me miras…..…sonríes-

te las enseño,

orgulloso de mi saber,

se precipitan,

una……….a una,

por el abismo interminable,

de tu mirada,

van rodando,

hasta el centro de tu vientre,

ahí yacen,

sepultadas en esa silenciosa,

inmensidad de amor.

 

Read Full Post »

Mis caídas

Tantas veces volé, me estrelle,

me levante, y seguí…….

 

Cada vez quedaron pedazos,

girones de mi,

recompuse mi cabeza,

recompuse mis pies.

 

Mis andares se volvieron locos,

atrotinados,

mis pensamientos,

mis ideas,

mecidos de acá para allá.

 

Lejos de perderme, en cada caída,

de dispersarme

en multitud de pedazos,

me escindí en dos.

 

El primero representa, el orgullo,

la violencia, la autoafirmación,

la inmovilidad y la muerte.

 

El segundo, la resignación,

el arrepentimiento, la humildad,

el movimiento y la vida.

 

Read Full Post »

Un solo Dios

Amor:

¿seré capaz de llevarte, de defenderte,

de morir en ti?

 

Me desnudo como la cebolla,

en cada capa una prueba,

y yo voy perdiendome.

 

Era verdad:

los necios gritan, los inteligentes hablan,

el sabio calla.

 

Amor:

¿no eras tu la más alta doctrina?

¿porque te llaman utopía?

 

Tantas palabras lanzadas al viento,

todas reclamando: propiedad, verdad.

 

Amor:

ya solo queda el silencio,

la tarde cae,

¿moriré por ti?

Read Full Post »

Llevamos siglos contraviniendo el no mataras, llevamos siglos hipnotizados con la hipocresía de que el asesinato es justificable, aplicable y necesario, para la sociedad, que es mejor que mueran unos, para salvaguardar a otros.

Estamos cargados de armas, no paramos de fabricar, diseñar, inventar, o mejorar todo tipo de mecanismos para destruir, para matar. Todos nuestros Estados están en permanente renovación y expansión militar y policial, para, nos dicen, garantizar nuestra seguridad, de los enemigos interiores y exteriores.

¿Necesitamos más historia, más muerte y asesinato, para ver esta terrible hipocresía? ¿acaso no vemos, con total y absoluta claridad que los Estados, todos los Estados, con sus ejércitos, policía, no son más que garantes y defensores, de quienes ostentan el poder y sus enormes privilegios? ¿y que si cesara por un solo momento su férrea e hipócrita guerra y asesinato, su hipócrita condena de millones al hambre, al más absoluto e inhumano desamparo, dolor, condena y muerte, automáticamente perderían su poder?

Perderían la hipnótica hipocresía que fundamenta una opinión pública que justifica, el asesinato, expolio, y las más atroces y terribles injusticias a miles de millones de humanos, niños y adultos.

Estoy escribiendo, desde las cabezas sumidas en el dolor, desde las cabezas que descansan un pequeño intervalo de sueño, sobre la mesa de trabajo, para que yo me pueda comunicar, comprar y mantener este terrible latrocinio, justificado y defendido desde la armas, desde la mas profunda e hipnótica hipocresía colectiva.

No hay ningún argumento, ninguna extirpación cancerosa, como un mal menor, que pueda justificar, que pueda conjugar, asesinato y amor, asesinato y justicia, asesinato e igualdad, asesinato y fraternidad. ¡No lo hay! O despertamos cada uno de los individuos, a esta certeza, a esta Verdad, y vivimos en ella y por ella, o simplemente somos las múltiples columnas, los múltiples apoyos que sustentan, legitiman, argumentan, y posibilitan, la difusión de esta tremenda hipocresía. Formando una parte legítima, de una opinión pública, que como un aguijón venenoso, clava su ponzoña, en todos los estratos más débiles y desprotegidos, y permite mantener y justificar en todas las múltiples dimensiones, en las que opera, un universo humano de dolor y muerte, para beneficio de quienes durante siglos, desde iglesias y pulpitos, han predicado, justificado y argumentado, la represión, el asesinato y guerra.

Read Full Post »

Una larga fila de manos  esclavas: llena nuestros templos de consumo.

Otra larga fila de esclavos: en recorte permanente, se afana en vaciarlos.

Paso a paso: desandamos lo recorrido.

Un mal sueño: Igualdad, Justicia, Fraternidad.

Quietud permanente: nutre y expande una clase poderosa, rica y dirigente.

La ley y poder del Estado: legitima, arma y reprime.

Rusia, 1917. La 1ª revolución (burguesa antiabsolutista) acaba con la monarquía instaurando la Asamblea Constituyente y la 2ª revolución (socialista antiburguesa) acaba con esta Asamblea instaurando el Régimen Soviético. En 1921, largos años de Guerra Mundial, Revolución y Guerra Civil (contrarrevolución rusa apoyada por potencias europeas) finalizan. El pueblo, deseoso de reconstruir el país, espera la mitigación del severo régimen bolchevique y el anunciado establecimiento de libertades fundamentales para la organización normal de la vida. Estas esperanzas se frustran pronto. El Estado comunista, interesado en conservar el poder político y entenderse con los capitalistas de Europa y América, no hace concesiones al proletariado. El trabajo militarizado esclaviza al pueblo obrero y campesino, que muere de hambre. 

En Petrogrado se producen las primeras protestas. El 24 de febrero se declaran huelgas en fábricas de todo el Báltico. El gobierno crea un Comité de Defensa, como en período de guerra, y el ejército dispersa a los trabajadores. Al día siguiente los astilleros del Almirantazgo y los muelles de la Galernaya se suman a la huelga. La manifestación en las calles es duramente reprimida. El día 26 las autoridades cierran algunas fábricas. En las calles aparecen proclamas políticas: “Los obreros y campesinos necesitan libertad. Camaradas, exigid la liberación de los obreros encarcelados”(*). El gobierno responde con arrestos y suprimiendo varias organizaciones obreras. Los huelguistas son subyugados y la agitación obrera aplastada con mano de hierro.

Los marinos de Kronstadt, partidarios del sistema de soviets, pero opuestos a la dictadura de un partido, proclaman su apoyo a los huelguistas. El 28 de febrero envían a Petrogrado una comisión para informarse. El 1 de marzo en un acto público (acuden dieciséis mil personas), esta comisión presenta su informe confirmando las peores sospechas. En una resolución expresan su indignación contra la represión de Petrogrado y piden “la abolición del estado de sitio, la libertad de palabra, de prensa y de reunión, la elección libre de los Comités de fábrica, los representantes sindicales y los soviets”.

El 2 de Marzo estallan tumultos en Moscú y Siberia. Se acusa a Kronstadt de contrarrevolución al servicio del general zarista Kozlovsky, destinado allí directamente por Trotzky, y los proscritos partidos menchevique y socialista revolucionario. Al día siguiente Zinoviev, máxima autoridad de la zona, prohíbe las huelgas y reuniones bajo pena de fusilamiento y toma de rehenes a las familias de los marinos. Por contra en Kronstadt los comunistas, que apoyan en gran número este movimiento espontáneo, son respetados. Mientras diversas personalidades principalmente independientes, pero también anarquistas, ofrecen su mediación para evitar derramamiento de sangre, el gobierno prepara sus mejores tropas.

Kronstadt, la 3ª revolución por la libertad y contra un estado-partido represor de espaldas al pueblo, cometió un error desoyendo a los expertos militares que recomendaban la toma de las fortalezas que la rodeaban, cuando aún disponían del factor sorpresa. El 7 de Marzo, por orden directa de Trotzky (“os abatiré como perdices”) el Ejercito Rojo comienza el asalto a Kronstadt, construido para prevenir ataques desde el mar pero abierto a tierra. La batalla, diseñada por el general zarista Tujachevsky, es encarnizada y el día 18 la superioridad numérica y de medios del estado aplasta el sueño, masacrando a miles de hombres, mujeres y niños. Muchos supervivientes fueron encarcelados en Petrogrado, de donde cada noche la temida Checa sacaba a unos cuantos para fusilarlos. Otros se pudrieron largos años en la región glaciar de Arkangelsk y en los desiertos del Turquestán. 

Se ha dicho que la rebelión de Kronstadt tuvo un origen anarquista. En realidad fue un intento popular e independiente, para liberarse del socialismo de estado en que había degenerado el régimen soviético, y siempre rehusó el apoyo de toda organización política o sindical. Su experiencia demuestra, una vez más, que cualquiera que sea el nombre o la forma de gobierno, este es siempre enemigo de la libertad del pueblo. El Estado no tiene alma ni principios, solo un objetivo: conservar el poder a cualquier precio. Aquel Marzo de 1921 fue sepultado el tesoro de una revolución única y extraordinaria, rica de lecciones teóricas y pragmáticas preciosas.

(*) EMMA GOLDMAN (1869-1940) escribió: Los verdaderos contrarrevolucionarios que estaban en las cárceles soviéticas eran una minoría insignificante. La gran masa penitenciaria se componía de presos políticos, pecadores contra la iglesia comunista, pues ninguna ofensa era tan odiada como la divergencia política con el partido, y contra los crímenes del bolchevismo. Culpables de haber pedido mejores condiciones de vida. Estos hechos, ocultados al público, eran conocidos por todo el mundo. Estas informaciones prohibidas lograban emerger y se esparcían con la misma rapidez e intensidad de un incendio en un bosque.

Read Full Post »

Una leve pisada de gato

Me despierto,

¡de repente! por un infinitesimal segundo

se abre un brecha,

un atisbo de claridad

recorre mi noche interior,

y a su fugaz parpadeo,

-¡me recorre un escalofrío!-

puedo ver mi finitud,

mi existencia limitada,

el guiño de la muerte,

un solo instante,

un sutil roce

para ingresar en la cotidianidad,

una leve pisada de gato.

Desayuno,

finito e infinito

se funden en mi boca.

Read Full Post »

Un nuevo sentido

Si uno esta decidido a busca información, y se asoma a esta inmensa Babel, a la red de redes, descubrirá, al igual que un coleccionista necrófago, que puede ampliar su colección por miles. Tantos y tantos son los ámbitos donde la cultura de la guerra, la cultura de la muerte, impone su espacio, en lo que es una locura sin fin, un autentico manicomio social.

Al igual que un niño que transita, de su niñez a la edad adulta, o hacia cualquier etapa de nuestro desarrollo como individuos, podrá acudir al consejo de otros que ya la transitaron, y beber, si así es su voluntad, de un conocimiento previo, abriéndose camino morirá a una etapa, y nacerá a otra dotada de un nuevo sentido y significado.A la sociedad, como conjunto de individuos, le esta negada esta vía, puesto que la suya es un vía inexplorada, una vía de descubrimiento, sin un camino trazado. 

Pero a la humanidad en su conjunto le esta reservada otra vía, otra capacidad particular, la de destacar en el camino a aquellos individuos, a aquellas personas, que le otorgan a la vida un nuevo sentido. Un nuevo sentido que origine una nueva forma de pensar, una nueva forma de actuar, una forma distinta a la anterior, una forma que suponga un morir a la vieja etapa, y un abrirse a la nueva, a la que estamos entrando. 

Por consiguiente es de extrema necesidad y urgencia en esta nueva y decisiva etapa, que se abre, que nuestra política, nuestra ciencia, nuestra economía, nuestra filosofía, nuestra religión, y todas, y cada una de nuestras facetas como sociedad, sean entregadas a aquellos que son capaces de imaginar y vivir un nuevo sentido, un nuevo paradigma. Que son capaces de conducirnos a una ruptura, a iniciar el siguiente paso como civilización, a afianzar un sentido, un significado, desde el que podamos mirar la anterior etapa, habiendo ya salido de esta terrible guerra.

Read Full Post »

Older Posts »