Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 mayo 2011

*

Hace siete años nuestros jóvenes estaban en la calle gritando: no nos falles. Ayer estaban en los campamentos del 15M.

Podemos seguir: a derecha, a izquierda, republica, monarquía, podemos seguir y seguir………… Atados a las leyes de lo hombres, a su pequeñez repulsiva, unos llorando, otros celebrando, culpándose y recriminándose mutuamente………Seguir y seguir……… Guerra de palabras, de ideas, de ideologías,  de creencias: violencia y más violencia. Alejándonos de aquello que nos une, de aquello que nos hace humanos, de nuestro corazón, de nuestros sentimientos, de nuestra pertenencia a esta Vida, a este Misterio que constantemente profanamos.

Amor, solicitud, cuidado, ayuda mutua, compasión y tantas y tantas palabras que no caben en Parlamentos, que no caben en ninguna organización del mundo “real”.

Ya esta bien de majaderías, de utopías, de descerebrados, de sueños de niños. Sigamos con nuestro mundo “real y verdadero”, con nuestras normas y leyes sacras, con nuestras armas y fabricas, con nuestro expolio de vida, con nuestros papelitos de colores, o impulsos electrónicos llamados dinero, con nuestro sistema……..mientras vemos abrir abismos, allí donde posamos la mirada, mientras avanzamos hacia el borde del mismo, traicionando la única ley sagrada, desoyendo su mandato, su urgencia.

El ser inteligente, el ser consciente, el ser capaz de Amar, negando la Tierra, negando la Naturaleza de la que forma parte, destruyéndola, jugando a ser Dios, pequeñismo fragmento de un Universo, de un milagro, de un Inteligencia, de un Misterio siempre renovado, de una Vida que le trasciende, y que es incapaz de comprender, con su pequeño egoísmo……..será nuevamente expulsado del paraíso y arrojado a la noche más oscura.

Read Full Post »

*

Ayer estuve “reflexionado” y compartiendo en la plaza de España de la ciudad de Palma de Mallorca, rebautizada como plaza de Islandia.

Lo que encontré es una abrumadora muestra de coherencia, responsabilidad, y democracia participativa, aún cuando desde tribunas más o menos destacadas se quiera trivializar y desprestigiar este movimiento nacido de la voluntad espontánea de miles de personas, que busca descubrir y trazar un camino, una ruta, que nos aleje de la barbarie, del abismo hacia el que nos dirigimos.

Es normal y coherente, que los que están a la caña del timón, y que gozan de los privilegios del poder, no puedan, al igual que el rey, ver su increíble y ofensiva desnudez, prostitutos creídos de si mismos. Tal es el tamaño y grosor de la piel de elefante de su ego, tal es su ceguera, confusión, extravío, y locura, que al igual que el Quijote, ven grandes empresas, allí donde solo hay muerte y
destrucción, y en cambio: desvarío allí donde hay cordura y amor. Cordura y amor que por supuesto se oponen a sus egoístas e infames intereses.

Tanto aquellos que para desprestigiar nombran la posible efímera vida de este “movimiento”, como aquellos que siendo protagonistas directos del mismo, se preocupan por darle un contenido, debate y organización, que precisamente lo aleje de esta efímera posibilidad. Y como ayer se dijo, salvaguarde esta magia, esta energía, este sentimiento sacro, vital y humano, de desaparecer, y le de una continuidad, de la que tan necesitados estamos en nuestra sociedad.

A mi me gustaría, desde esta modesta tribuna en red, contribuir a defender y halagar el poder, el increíble poder que nace de aquello que llevamos dentro de nosotros, en nuestros corazones, efímeros sí, pero llenos de una vida que no para de rejuvenecer y crecer, desde la profunda e insondable finitud.

Hemos visto donde nos llevan nuestras organizaciones, al fijarlas y quererles dar una vida, unas siglas, una bandera, que las salvaguarde: nacieron como faros hacia la libertad, y devinieron cadáveres de opresión.

¿Mas, que ha unido, sintonizado, las voluntades y corazones de miles, en la variedad de su unicidad? ¿No es la llama que cada uno descubre y aviva dentro de si, la que nos llama como polillas hacia la luz?

Leon Tolstói en su increíble y profunda coherencia decía: que mientras estamos a la búsqueda de soluciones y sistemas que nos hagan libres, olvidamos aquello que es lo único que puede darnos la libertad, que cada uno de nosotros, como individuos, dejemos de apoyar y mantener aquello que hace que todo siga igual y nada cambie. Es decir, apoyaba a la responsabilidad individual, llamando, como tantos sabios, a la revolución de dentro hacia fuera. A la moral que surge y se alimenta dentro de nosotros y que no necesita de leyes y compulsiones externas, pues ella misma es ley.

Es pues la efímera y universal ley de la vida, del amor, de nuestros corazones, la que nos guía hasta estas plazas. La podemos convocar en cualquier momento, en cualquier lugar, ella habita dentro de nosotros. Ella es nuestro futuro, nuestro paraíso prometido.

Read Full Post »